Rinoplastia, cirujanos

El pre-operatorio de la rinoplastia

Preparándonos para la rinoplastia.

En la visita inicial, tu doctor te pedirá que le describas con detalles que aspectos te gustaría mejorar. Se específico sobre lo que te gustaría. El doctor estará limitado por la estructura interna y externa de tu nariz. No puede crear una nariz pero te ayudará enseñándote fotografías de narices operadas de rinoplastia para que le manifiestes cuál es de tu agrado. Después de examinar tu nariz, el cirujano plástico puede darte una idea de que aspectos puede mejorar en tu nariz. Si tu cirujano comprende completamente tus expectativas, será capaz de determinar si los cambios que te gustaría realizar son realistas o no. Tu cirujano tendrá en consideración todo el conjunto de tu cara antes de planear la operación. Si tienes una mejilla poco pronunciada, esto puede causar la ilusión de que tu nariz es más larga de lo que es. Algunos pacientes eligen aumentar los pómulos de sus mejillas al mismo tiempo que se realizan una rinoplastia. Tu cirujano discutirá si procede actuar de esta manera o no. Debes asegurarte de decirle a tu cirujano plástico si previamente te has sometido a otra operación quirúrgica en tu nariz o si has tenido algún tipo de lesión en ella, incluso si fue hace muchos años. También deberías informar a tu cirujano si sufres de algún tipo de alergia o de dificultades al respirar. También recordarte que perteneces a un grupo de riesgo, si padeces de diabetes, problemas de circulación, problemas de corazón, enfermedades pulmonares o de hígado, tabaquismo, si tienes un historial familiar con hemofilia, si tomas ciertas medicinas, etc. Cuánta más información disponga tu médico será mejor.

Recomendaciones

No tomes ninguna aspirina o anti-inflamatorio (tu médico puede proporcionarte una lista de medicamentos a evitar)

Si fumas, deja de hacerlo por lo menos semanas antes (y ten en cuenta que no podrás fumar durante la recuperación, fumar incrementa el riesgo de complicaciones y se ha demostrado que las heridas cicatrizan peor. Puede provocarnos necrosis, cicatrices, pérdida de piel y puede que necesitemos otra cirugía para eliminar la piel muerta)

Obtén una copia del procedimiento que seguirá tu médico.

Acuerda con alguien que te lleva a la operación y que te devuelva a casa desde la operación

Acuerda con alguien que cuide de tí las primeras 24-72 horas después de la cirugía de rinoplastia

Consigue las recetas médicas de calmantes y antibióticos antes de la rinoplastia

Compra un termómetro, jabón antibacteriano, gasas y vendas

Prepara el lugar dónde te vas a recuperar; almohadones, libros, revistas, periódicos, televisión, videos, humidificador, CDs, spray nasal, un cubo dónde vomirtar…

Prepara y congela comida para dos semanas, considera también batidos de proteinas, yogur, queso, zumos etc, consulta con tu médico la posibilidad de una dieta específica de cara a evitar ganar peso en el post-operatorio

Hidratantes, cremas cicatrizantes y vaselina

Laxantes, algunos calmantes pueden estreñirte

Lágrimas para los ojos, tras la operación pueden resecarse

El día de la operación de rinoplastia lleva ropa cómoda y amplia tanto para desvestirte como para vestirte tras la operación

Web de Maria Smith
Compartir en Facebook All about Nose Job, click here