Rinoplastia, cirujanos

Post-operatorio de la rinoplastia y recuperación.

El proceso de recuperación de la rinoplastia.

Tras una operación de rinoplastia se produce una inflamación en la cara, normalmente acompañada de dolores de cabeza y de obstrucción nasal. A causa de la operación aparecerán hematomas en la zona de los ojos y que se inflame también la zona de los párpados. Pasadas las primeras horas, los efectos de la secundaria irán remitiendo poco a poco. Transcurridos los primeros treinta días, tu nariz ya habrá adoptado su nueva forma. Lo primero a lo que se enfrenta un paciente de rinoplastia, es a un rostro muy inflamado y a veces es necesaria ayuda psicológica para superar este primer impacto emocional. Para que la intervención sea considerada un éxito, debes seguir al pie de la letra las indicaciones que te haga tu médico.

Post-operatorio de la rinoplastia.

Post-operatorio de la rinoplastia.

Toma aquellos calmantes que te prescriba tu médico.

Para acelerar el proceso desinflamatorio, aplícate agua fría sobre la piel.

Si te suturan o vendan, lo normal es que se retiren entre los 4 y los 8 días.

Debes mantener resposo total entre 5 y 7 días tras la operación de rinoplastia.

Durante los primeros días en los que te vayas incorporando a la rutina diaria, deberás evitar todas aquellas actividades que impliquen un esfuerzo físico.

Para facilitar la correcta curación no deberás sonarte la nariz durante las 3-4 semanas siguientes.

Al principio, deberás mantener una posición reclinada para dormir y posteriormente evitar dormir bocabajo o de lado.

Cuando te laves la cara, mejor con agua fría y con cuidado de no mojar el apósito.

Evita tomar el sol durante, por lo menos los primeros 3-6 meses.

Es recomendable que evites usar gafas durante las primeras 2 semanas.

Es recomendable que hables lo menos posible y que tengas cuidado al reir o llorar, por lo menos durante una semana tras la operación de rinoplastia.

 

Web de Maria Smith
Compartir en Facebook All about Nose Job, click here