Rinoplastia, cirujanos

Rinoplastia, ¿abierta o cerrada?

Quizás uno de los dilemas a la hora de enfrentarnos a una rinoplastia es la elección del tipo de técnica en la intervención. Estos dos tipos son clasificados como abierto y cerrado. Estos dos términos, simplemente se refieren a los dos tipos de aproximaciones posibles a la hora de realizar una rinoplastia. Esto es, el método de acceso para apartar el tejido nasal y facilitar la exposición a lla estructura ósea de la nariz. Como teóricamente, todos los cambios exteriores del contorno nasal se corresponden con cambios en los huesos de la nariz, la aproximación quirúgica y su correspondiente aproximación a los huesos de la nariz, tiene una implicación directa en la facilidad para realizar la intervención quirúrgica y en consecuencia, en la calidad de la rinoplastia.

La rinoplastia endonasal o cerrada

En la rinoplastia cerrada o rinoplastia endonasal, todas las incisiones quirúrgicas son realizadas dentro de las cavidades nasales. Aunque las incisiones paralelas engloban casi la mitad del revestimiento nasal, ninguna incisión puede verse externamente ni se dejan cicatrices de ninguna clase. Sin embargo, como las incisiones en las cavidades derecha e izquierda permanecen inconexas, la recolocación del tejido nasal es dificil y toda la operación debe ser dirigida a través de pequeñas incisiones quirúgicas con visibilidad reducida. Como el acceso a la estructura nasal requiere de un fuerte estiramiento de la piel, la deformación del cartílago nasal es inevitable. Aunque se evita dejar una cicatriz visible, existen retos considerables y limitaciones técnicas relacionadas con el acceso limitado a la zona a intervenir. Así es que, rinoplastia cerrada se refiere simplemente a la relativa falta de visibilidad a la hora de realizar una aproximación quirúgica endonasal.

La operación.

La operación.

La rinoplastia externa o abierta

A diferencia de la rinoplastia cerrada, la rinoplastia abierta o externa emplea una pequeña incisión en la columela, para conectar las incisiones realizadas en las cavidades derecha e izquierda. Gracias a esta incisión de 4-5 milímetros, la piel de la nariz puede ser plegada hacia arriba (parecido a recoger la capota de un coche) y así obtener una visión perfecta de la parte baja del hueso de la nariz. Además de visibilidad directa de casi toda la estructura ósea de la nariz, la deformación del cartílago nasal es mínima y la evaluación sobre otros elementos se realiza de manera más precisa.

Aunque varios aspectos de una nariz poco atractiva pueden ser corregidos usando una rinoplastia cerrada (evitando así, la incisión en la columela, en mi opinión, la molestia de una pequeña cicatriz en la columela es superada con creces por la certeza, versatilidad y efectividad que nos ofrece la operación de rinoplastia abierta. Mientras algunos cirujanos permanecen fieles a la rinoplastia cerrada, particularmente en pacientes con una anatomía nasal recta, el desarrollo de la rinoplastia abierta ha revolucionado el tratamiento de deformidades complejas nasales como la rinoplastia de labio leporino, narices torcidas o con graves deformidades. De hecho, muchos expertos en rinoplastias  consideran la rinoplastia abierta como el procedimiento a elegir para anatomías nasales difíciles y al mismo tiempo, muchas de las soluciones técnicas actuales sólo se pueden realizar por el método abierto.

Por estas mismas razones, la rinoplastia abierta es la preferida de muchos cirujanos para realizar primeras intervenciones pues mejora la precisión del diagnóstico y facilita el proceso de reconstrucción de la nariz deforme. Sin embargo, los requisitos técnicos de la rinoplastia abierta son complejos y necesitan para una buena praxis, dedicación, experiencia y práctica.

Web de Maria Smith
Compartir en Facebook All about Nose Job, click here